World Library  

Bio:
Valentino nace en la ciudad de San Pedro Sula, de padres venidos del interior de país. Su padre fue un líder sindical influyente que estudió en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y que también trabajó como gerente y director de recursos humanos en la empresa privada. Valentino se crió en los barrios populosos de la ciudad y estudió igualmente en Estados Unidos de América. Ha trabajado como auditor, financiero y gerente de departamentos. Según cuenta él mismo, escribe desde los cinco años, pero sigue en proceso de maduración, el que espera llegue a tiempo cuando alcance la edad de cincuenta años, ya libre de las cadenas de la rutina diaria. Se formó literariamente en los círculos literarios de Mexico, DF. Ha escrito varios clásicos del internet, como "Cyber", "La bestia del Baikal" y "Moscas el Sicario" y otros de forma anónima.
General Information:
Valentino nace en la ciudad de San Pedro Sula, de padres venidos del interior de país. Su padre fue un líder sindical influyente que estudió en la Unión Soviética y que también trabajó como gerente y director de recursos humanos en la empresa privada. Valentino se crió en los barrios populosos de la ciudad y estudió igualmente en Estados Unidos. Ha trabajado como auditor, financiero y gerente de departamentos. Según cuenta él mismo, escribe desde los cinco años, pero sigue en proceso de maduración, el que espera llegue a tiempo cuando alcance la edad de cincuenta años, ya libre de las cadenas de la rutina diaria. Se formó literariamente en los círculos literarios de Mexico, DF. Ha escrito varios clásicos del internet, como "Cyber", "La bestia del Baikal" y "Moscas el Sicario" y otros de forma anónima.
 
  • Cover Image

Una vez en Virginia

By: Valentino

Cuentan que Amukhori, a los doce años y en las gradas de la catedral, fue el primero en desafiar a los curas del pueblo. Su nombre, anómalo en aquel lugar tras quinientos años de conquista española, pasó a ser motivo de respeto y asombro, en unas por su simplicidad y en otras por su rareza, puesto que nadie logró encontrarle nunca el significado, «el secreto», ni siquiera su madre Sigfrida. Su padre don Policarpo, que era el cartero de la comunidad, se justificaba dicien...

Cuentan que Amukhori, a los doce años y en las gradas de la catedral, fue el primero en desafiar a los curas del pueblo. Su nombre, anómalo en aquel lugar tras quinientos años de conquista española, pasó a ser motivo de respeto y asombro, en unas por su simplicidad y en otras por su rareza, puesto que nadie logró encontrarle nunca el significado, «el secreto», ni siquiera su madre Sigfrida. Su padre don Policarpo, que era el cartero de la comunidad, se justificaba dicien...

Read More
  • Cover Image

El Uésped

By: Valentino

Era de nuevo´l final de la primavera, azía calor, un odioso calor. Volví a ser capturado. Le dije a Daru: –Soltáme. –Ándate si cerés –me contestó sabiendo perfectamente c´era lo ce yo no cería escuxar.

Era de nuevo´l final de la primavera, azía calor, un odioso calor. Volví a ser capturado. Le dije a Daru: –Soltáme. –Ándate si cerés –me contestó sabiendo perfectamente c´era lo ce yo no cería escuxar.

Read More
  • Cover Image

La Serie V

By: Valentino

Siendo niño viajé mucho por toda América, y a decir verdad no sabría explicar el porqué de este privilegio, salvo que la mayoría de veces solía figurar como “invitado” en tales travesías. Fui, para no traicionar mi educación norteamericana, el centro de las “situaciones”, aunque realmente nunca deseé que fuera así. Debo reconocer que tuve la buena fortuna de haber estudiado en un colegio donde los estudiantes extranjeros predominábamos y eso influyó bastante en que me co...

-Tiene forma de cigarro –decía una. -Es enorme –argumentaba la otra. -Esa nave, o lo que sea, según mi cálculo, tiene el tamaño de una pequeña ciudad –agregó otro que dijo ser ingeniero civil-. Es una construcción imposible para que sea el producto de nuestra tecnología actual. -Jamás lo hubiera creído a no ser que lo haya visto con mis propios ojos –verberó una más cayendo al piso con las manos juntas-. Y ahora que lo veo, se siente como una experiencia religio...

Read More
  • Cover Image

Bruma

By: Valentino

El dolor no cesaba de martirizarme y otra vez volvió a mí el recuerdo de Míster Hastings. Con gran asombro, descubrí al Bombón Playero encallado cerca del aeropuerto de Roatán, isla abajo. Subí por la proa enterrada en la arena y examiné cada uno de sus rincones. No había rastro de Míster Hastings. Ya en la cabina, pude dar con la bitácora del barco. «Hace treinta años que cerca de estas aguas perdí a mi amigo Narciso Way en las fauces del Gran Segueta», estaba an...

El dolor no cesaba de martirizarme y otra vez volvió a mí el recuerdo de Míster Hastings. Con gran asombro, descubrí al Bombón Playero encallado cerca del aeropuerto de Roatán, isla abajo. Subí por la proa enterrada en la arena y examiné cada uno de sus rincones. No había rastro de Míster Hastings. Ya en la cabina, pude dar con la bitácora del barco. «Hace treinta años que cerca de estas aguas perdí a mi amigo Narciso Way en las fauces del Gran Segueta», estaba an...

Read More
  • Cover Image

The Dalian Panoptic

By: Valentino

I faced the painting. I stared at it. There was the great eye and I concentrated on it. The eye, the great eye, the eye of the abstraction, the enigma, “what nonsense!”. And then, to my amazement, it happened: the great eye abstracted me, and the universe that we know now, seemed finite to me. The ethereal at the disposition of one unique imperative will, mine. From my hands emerged, at my whim, entire worlds, forms, beings, things, space, time and destinations, that my ...

I faced the painting. I stared at it. There was the great eye and I concentrated on it. The eye, the great eye, the eye of the abstraction, the enigma, “what nonsense!”. And then, to my amazement, it happened: the great eye abstracted me, and the universe that we know now, seemed finite to me. The ethereal at the disposition of one unique imperative will, mine. From my hands emerged, at my whim, entire worlds, forms, beings, things, space, time and destinations, that my ...

Read More
  • Cover Image

Cyber : La Génesis: Science Fiction and Robotics

By: Valentino

El eco de las balas resonaba en las paredes de la cueva.–¿Sabe qué, profesor? ¡Vea qué triste ironía! Hoy me doy cuenta de que no sénada de la vida. Soy un completo ignorante de las cosas, a pesar de que me es-forcé siempre por encontrar la verdad de las mismas. No sé si usted alguna vezsintió y pensó lo mismo que yo, profesor, no lo sé, pero qué sensación más frus-trante la que se siente. Sí, y estoy llorando, profesor…, sí, así como usted me lorecomendó una vez…, cuand...

Hasán se contuvo. Humo y fuego podían observarse más allá del pasaje; supuseque los mercenarios no podrían encontrarnos, pues por sus gritos de algarabía,pensé que quizá celebraban el reparto de algún botín. Vi a Hasán adelantarsehacia la fisura.–¡Espera, Hasán! –le susurré agitado. Éste, dubitativo, se detuvo–. No temas. Yperdóname lo que te voy a decir, ya que contraviene tus creencias: nosotros notememos a las maldiciones. Tememos, eso sí, a las malas acciones de los ...

Read More
  • Cover Image

El Retorno a la Vida : Unos poemas malos de amor, tres fabulas ace...

By: Valentino

En «no entiende ce´l joven», la contracción «ce´l» se origina de«ce el» (ce, conjunción completiva; el, artículo determinante). Y en «la´descubierto» esta procede de «la ha descubierto» (la, artículo determinante; ha, verbo auxiliar del verbo principal conjugado en participio descubrir = ha descubierto ), que escrito en grafía moderna sería «la´descubierto». Entonces lo que vemos aquí es la contracción del verbo auxiliar «a» (ha) en la figura del apóstrofo ´ superpuesto ...

Ayer fue´l día de la boda, ella sonríe, su sonrisa es opaca, i bien la finje. Se irá de luna de miela las Arubas, mui lejos del puente, en tanto ce´l joven de cabellos negros i largos, a conquistado un nuevo amor, a la ce besandol´aze esta pregunta: «¿Me amás vos a mí?», la otra le contesta ce «sí». L´abraza,posa la partida barbilla en su ombro, i en el bolsillo de su pantalón, para su asombro, vibra´l teléfono, lo abre despazio, cauteloso, arruga los ...

Read More
  • Cover Image

La bestia del Baical : La Odisea Rusa (escrito en grafía moderna),...

By: Valentino

–Señores: bienvenidos. Dejaré a un lado los formalismos i expondré sin tapujos el objetivo de nuestra misión: desvelar el misterio ce rodea las desapariziones de barcos en el lago Baical, situado al sur de la Siberia. Ese será el objeto de nuestra tarea, i estos son los motivos ce nos mueven a realizarla: El Baical, cuya riceza ecolójica es extraordinaria, es, además, una de las mayores fuentes jeneradoras de riceza económica de la rejión. Desgraziadamente, en los último...

–Bruno, vení, azercáte. Observá el radar uno. ¿Ves esos otros puntos allá, en el fondo, zerca de las formaziones de granito? ¿Los ves? Creo ce son restos de embarcaziones… –¡Eureca, Bruno! ¡Es un zementerio marino! «Bruno», escuxé por el audífono, «Soy Xernov. No entrés a la fisura. Volvéte. El sonar me indica ce una gran masa se azerca a ustedes. Esto no me gusta. ¡Esperá! El SAR me dize c´esa cosa empieza ´azender del fondo abisal. Va´zia a ustedes. ¡Lárgense d´allí en...

Read More
  • Cover Image

Enrico el Matamoros : Escrito por Akbal Kan

By: Akbal Kan

La historia de Enrico, el Matamoros, escrita de manera anónima por un tal Akbal Kan, forzado seudónimo en lengua maya de un conocido autor de letras hispanas, es, sin ningún margen de duda, la expresión literaria del descontento y la miseria que vive en conjunto el Pueblo de Honduras. En respuesta a tales desmanes, aparece esta pequeña pero divertida obra, que emplea el humor de las antiguas chanzas castellanas, aunque no su estilo, para ridiculizar, como en aquello...

Don Ibrahim, que se había apartado ya de la religión de sus padres y en cambio adoptado el cristianismo, llevó a casa a un pastor evangélico, “un apóstol” que era popular por aparecer en un espacio televisivo, para que viera a su desdichada y aquejada consorte. No obstante, con las visitas del apóstol el semblante de doña Mina, en vez de mejorar, empeoraba. No eran efectivos ya las tocaduras de los “mantos sagrados de Belén”, el beber de las “aguas traídas exclusivamente...

Read More
 
1
|
2
Records: 21 - 29 of 29 - Pages: 


Copyright © World Library Foundation. All rights reserved. eBooks from World eBook Library are sponsored by the World Library Foundation,
a 501c(4) Member's Support Non-Profit Organization, and is NOT affiliated with any governmental agency or department.